UN PASEO CON MUCHOS MENSAJES

Tras el fallecimiento de la Reina Isabel II, sus nietos William y Harry, con sus respectivas esposas Kate y Meghan, se han detenido a visitar los homenajes que los ciudadanos han rendido a su reina con mensajes y flores en el castillo de Windsor.

¿Qué conclusiones podemos obtener de sus conductas en esos momentos en cuanto a sus relaciones y protagonismo?

El momento que bien lo resume es cuando los cuatro salen del coche y se dirigen caminando hacia el lugar del homenaje floral:

MEGHAN: es, a mi entender, la protagonista más destacada por su sensación de aislamiento, inseguridad y necesidad de apoyo.

Veamos el vídeo del momento y juzguen ustedes mismos:

En estos 25 segundos podemos observar:

  • El rodeo que hace tras abandonar el vehículo.
  • Cómo se queda inmóvil muy alejada de los otros tres acompañantes.
  • Tras el saludo a la persona que le presenta William, no se queda en ese lugar, sino que retrocede.
  • Su marido Harry, que no la deja sola ni un instante, acude a su lado

Posteriormente se encaminan hacia la ofrenda floral y Meghan no puede frenar sus constantes gestos automanipuladores sobre su cabello, algo que transmite inseguridad.

Llegan al lugar de los mensajes ciudadanos y flores, posteriormente saludan a las personas congregadas en sus alrededores.

Meghan y Harry mantienen en muchos momentos contacto físico, ambos buscan y ambos encuentran el cariño del otro.

El abrazo que le pega una joven del público es de nota. No me extrañaría que Meghan pensara algo así: “si esto lo hubiera recibido de los miembros de la Familia Real… que distinto habría sido todo”.

Al ya despedirse del público, algo dice Meghan a quienes le acompañan que centra su atención. ¿El qué? Ni idea. Pero estoy seguro que algo dijo que extrañó a los presentes.

Por cierto, sus gestos automanipuladores sobre el cabello continuaron y continuaron.

HARRY: El compañero que nunca dejó sola y con sensación de desamparo a su mujer. Él también la buscaba, la cogía de su cintura y de su mano.

Destaco también como, al marcharse, es él quien se encarga de abrirle la puerta del coche y cerrársela. Ella siempre le busca con su contacto físico o sus miradas. Creo que se siente muy desamparada sin él cerca.

KATE: Se distancia y mucho en varios momentos. No son los demás de ella, es ella del resto.

Mucho más independiente, serena y cómoda, en algún momento también estableció contacto físico con su marido William. Tampoco es que no quisiera estar cerca de nadie.

WILLIAM: Es la persona que ha tratado de ser la unión entre todos: no haciendo de menos a Meghan, charlando con su hermano Harry e incluso llegando a permanecer más cercano a ellos que a su propia mujer para conseguir ser un perfecto anfitrión.

CONCLUSIÓN

Entre los hermanos existe un vínculo que se puede acortar o distanciar pero que no desaparece.

Kate y Meghan van por libre, la primera independiente y la segunda aislada y muy dependiente de Harry; el pasado… aún sangra.

4 comentarios

  1. Wooow. Amigo, exactamente concuerdo contigo. Meghan si quiso correr el riesgo de alejarse de la familia real y su esposo la siguió como manteniendo el legado de su madre; ahora sólo afrontar lo que víve. Lógico, estaba cohibida y se refugia en la gente y en su esposo. William trata de ser el mediador. Bien!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s