3 Protagonistas, 3 Rostros y 3 Actitudes

Para la mañana del 10 de febrero se convocó en la Plaza de Colón de Madrid a quienes desearan concentrarse por la unidad de España, contra las negociaciones sobre la independencia de Cataluña y por la convocatoria de unas elecciones generales anticipadas.

Los ojos estaban puestos, además de en la cantidad de asistentes que acudirían (45.000 según Delegación de Gobierno, 200.000 según fuentes de la organización), en los tres líderes políticos que se harían la foto de grupo ante los asistentes.

La imagen que he elegido como cabecera resume muy bien la actitud de cada protagonista:

  • Pablo Casado (PP): Es al que se ha visto más satisfecho y disfrutando del momento, saludando y dirigiendo su mirada al público con una sonrisa que transmitía su entusiasmo por el momento que vivía. Ha asumido un papel más protagonista al estar colocado en el centro de la instantánea.

Casado

  • Albert Rivera (Cs): Casi todo el tiempo atento a su entorno. Ha sido como un receptor de información de todo lo que le rodeaba: se ha percatado de la altura de uno de los escalones que tenían que subir los asistentes a la tribuna y se ha vuelto para ayudar a su compañera de partido Begoña Villacís: le vimos saludar con un toque en el brazo al cruzarse con Casado, quien por cierto no pareció devolverlo con el mismo afecto; y su mirada, además de dirigirla más al público, la ha desviado en varias ocasiones a sus rivales políticos (véase foto de cabecera). No quería perderse el más mínimo detalle. En algún momento de la “foto oficial” ha exteriorizado tensión, se puede observar en su puño tan apretado. Eso sí, nunca le he visto próximo a Abascal. Incluso es significativo que entre Abascal y Casado solo haya una persona, sin embargo, entre Rivera y Casado lo haya triplicado, ya no hablemos con Abascal que serían cinco.
  • Santiago Abascal (Vox): Todo lo contrario de Rivera. A pesar de que dirigía su mirada hacia el público, parecía muy concentrado en sus propios pensamientos. Si observamos su rostro advertimos esa activación muscular en la zona del entrecejo que es propia, en este contexto, de quien tiene su mente al 100% en lo que hace o dice. Ha permanecido, al menos en lo que yo he podido apreciar, bastante distante de los otros dos líderes políticos, si bien el saludo con Casado los han recogido con claridad las cámaras.

 

Como hemos comprobado, se puede estar cerca físicamente e incluso a nivel reivindicativo en esos momentos y transmitir información a nivel no verbal muy diferente. Esto me recuerda a una frase de Mario Benedetti:

“¿Cuál es el secreto para un largo amor? El diálogo entre las diferencias” 😊

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s