PABLO IGLESIAS E IRENE MONTERO: EL CHALÉ PONE A PRUEBA SUS BASES

Pablo Iglesias e Irene Montero han decidido pasar a la ofensiva en la rueda de prensa que han dado a los medios de comunicación. Toman la iniciativa y someten a las bases de su partido político si quieren o no que ellos sigan representándoles en el Congreso de los Diputados. La compra de un chalé por un precio, según ha trascendido en medios, superior a los 600.000 €, les ha colocado en el foco de las críticas, tanto fuera como dentro de su propio partido.

Su mensaje ha sido claro, pero a nivel de lo que ellos mismos no controlaban: su Comunicación No Verbal… ¿Qué más dijeron?

  1. LA TENSIÓN DE PABLO IGLESIAS. Para respirar necesita aire, pues para descargar tensión nerviosa utiliza el tacto, en concreto un bolígrafo que manipula incesantemente. Os invito a ver el vídeo del momento: lo primero que hace cuando Irene Montero comienza la rueda de prensa es sacar de un bolsillo del pantalón su boli (traía las manos libres de objetos), al que se aferra y no deja en toda la intervención. La situación no le resulta nada cómoda y precisa de una especie de “muleta”. Además, su rostro refleja mucha concentración a cada instante, ya que con mucha frecuencia sus cejas adoptan una forma de V muy marcada que delatan todo lo que “se cuece” en su interior.

 

  1. EL DESCONCIERTO DE IRENE MONTERO. Parece no entender que la compra de su chalé se haya convertido en un tema de debate. Veamos como levanta los hombros al decirlo, típico gesto asociado a la incredulidad. Este comportamiento es muy repetitivo en ella al tratar este tema.

 

  1. EL MOMENTO DE MAYOR ENFADO DE IRENE MONTERO. Se muestra indignada cuando afirma que con ellos se han sobrepasado todos los límites en el seguimiento diario de sus actividades privadas. Observemos su activación muscular en todo su rostro, tanto en la frente como en sus labios, que aprieta con fuerza.

foto 1

  1. MENUDA COMPENETRACIÓN. Casi a cada palabra de Pablo Iglesias, Irene Montero va asintiendo o negando con su cabeza. Enfatiza con su comportamiento aquello que escucha en su pareja. Incluso, en alguna ocasión, llega a responder a las preguntas de los periodistas con sus gestos antes de que él se manifieste en el mismo sentido (véase el vídeo a continuación). A la inversa también sucede, aunque es menos frecuente y evidente.

 

  1. EL DESPRECIO Y LA IRA. Cuando se les pregunta por su cambio de opinión en cuanto a someter a las bases lo que siempre han considerado una cuestión de su esfera privada, observemos el rostro de ambos: mientras que la expresividad facial de Pablo Iglesias es la típica del desprecio (elevación lateral del labio), a Irene Montero parece enfadarle bastante esta cuestión, lo cual comprobamos por la actividad frontal y cómo suprime el contacto visual hacia el periodista que le hace la pregunta. Éste ha sido uno de sus momentos más expresivos en toda la rueda de prensa.

foto 2

CONCLUSIONES:

  • OPINAD LO QUE QUERÁIS, PERO NO NOS PERSIGÁIS. No parece indignarles tanto el debate abierto por la compra del chalé, pues no he advertido ira al referirse a este tema, como el seguimiento, según ellos constante, de sus actividades diarias.
  • SABEMOS QUE DE AQUÍ NO NOS VAMOS. No he advertido ni tristeza ni miedo por un posible resultado de la consulta a las bases que pudiera dejarles fuera de sus actuales cargos políticos, parecen no contemplar esta posibilidad.

 

Enlace a la rueda de prensa íntegra:

https://www.youtube.com/watch?v=vAtk6NHLuy8&t=628s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s