Cada obra de arte nos habla, pero no con palabras, en su propio lenguaje: el no verbal.

 

Te invito a descubrir al Marqués de Cerralbo:

 

 

El cuadro:

 

MARQUES DE CERRALBO