UNA IMAGEN QUE SE HA HECHO VIRAL

Me alegra ver que cada día la comunicación no verbal adquiere mayor importancia y ya prácticamente nadie la deja en un segundo plano. Al contrario, se destaca más lo que escapa a nuestro control, como es la gestualidad, las miradas, el tacto, las distancias o incluso la manera de expresarse de las personas, que aquello que reflexivamente quieran contar los protagonistas.

Ahora bien, como todo en la vida, alguien no se hace especialista en una materia de la noche a la mañana, se precisan conocimientos y mucha práctica para que una conclusión resulte lo más fiable posible, y ni eso garantiza el acierto al 100%, faltaría más.

Ayer veía una fotografía con gran fuerza a nivel no verbal por las distintas actitudes de las personas que aparecen en ella ante el saludo de Torra, sobre todo por no volverse Oriol Junqueras.

Supremo-reanuda-juicio-proces-acusaciones_EDIIMA20190213_0037_4

Las conclusiones de la imagen cogieron cabeceras informativas, coincidiendo muchas de ellas en que Oriol no se quiso volver para devolver el saludo. Que relación está quemada.

¿Podemos llegar a esta conclusión por la imagen?

Pues no. Repito: ¡NO!

En análisis de la comunicación no verbal las fotos que recogen un instante pueden ser muy traicioneras a la hora de su interpretación. En mis cursos suelo resultar hasta pesado repitiendo que huyamos siempre de las conclusiones precipitadas, pues pueden llevarnos a una grave metedura de pata.

Posibilidades de la imagen, solo algunas:

  • Que no se enteró del saludo por estar mentalmente ausente en ese instante.
  • Que fue el primero en saludar y ya había vuelto a mirar hacia delante.
  • Que saludó después.
  • Que no quiso saludar.

Una posibilidad entre muchas no la podemos dar valor prioritario y menos único.

Para mí lo fácil, lo más mediático, habría sido analizar esa foto como la prueba de un enfrentamiento, que no niego que exista, pero no por esta imagen ni mucho menos.

Lección de hoy: nunca nos dejemos arrastrar por lo primero que se nos venga a la mente, valoremos más datos, investiguemos el antes y el después, estudiemos si el conjunto de la comunicación no verbal de la persona confirma esa primera impresión, en este caso no sucede y, si después de todo ello, nos deja en duda, no nos avergoncemos de reconocerlo.

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s