TRAS LAS PISTAS DE UNA VOZ

Hace un año, en Santander, aparecía muerto, maniatado y asfixiado un anciano de unos 80 años.

No ha habido detenciones. Hace unos días, la policía ha hecho pública una llamada de alguien que parecía tener información importante del suceso. Pide ayuda ciudadana para descubrir al autor de la llamada telefónica. De hecho, si tú puedes aportarla, el teléfono facilitado por la policía es el siguiente: 609 777 867.

LLAMADA:

Los servicios informativos de Castilla-La Mancha TV han solicitado mi colaboración para analizar la citada llamada y ver qué se podía descubrir de su contenido. Al final os dejo el vídeo de mi intervención con los aspectos que les han parecido más relevantes.

Te invito a que no te quedes solo con ello y leas lo que a continuación expongo con más detalle.

La que en un principio me pareció una llamada incompleta de aproximadamente un minuto de duración de la que poco iba a poder conseguir, al final, me ha servido para obtener información que podría ser interesante de cara a conocer mejor al autor de la misma:

1) LA TRAICIÓN DE LOS VERBOS

Quien llama dice expresamente: “Que sé, que me he enterado…”

No es lo mismo SABER que ENTERERARSE. El primer verbo acerca más a la persona al suceso, mientras que el segundo puede ser incluso una conversación que escucha en un bar.

Trata de distanciarse del hecho cambiando el verbo, pero… el primer verbo es el que cuenta. Parece salirle de manera natural que lo sabe, después piensa que ha dicho más de la cuenta y rectifica.

2) SEÑALES DE NERVIOSISMO

Por una parte, el tratamiento que hace a la persona que está al otro lado del teléfono, de Cruz Roja, es primero de TÚ, después de USTED, para volver al TÚ. Vamos, que parece que su situación le hace perder el control, en cierta medida, del lenguaje.

Por otro lado, hay un momento que pierde los nervios cuando levanta más la voz: “…en la misma dirección no, por Dios…”

3) CONOCIMIENTO DIRECTO DEL SUCESO

  • Ya hemos mencionado que parece saber lo que ha sucedido, más que haberse enterado.
  • Describe con detalle el lugar donde se encuentra la persona que hay que sacar: el color amarillo de la persiana, las calles, si se aparca en ellas, si hay un inmueble que se vende o alquila… Parece estar familiarizado con la zona.
  • Pide que se llame a la policía, que él no lo va a hacer. No pide que se llame a los bomberos o a una ambulancia. Esto parece indicar que él sabe que se ha cometido un delito y es necesaria la policía.
  • Afirma que la persona que está dentro no puede coger el teléfono ni abrir la puerta.
  • Describe perfectamente cómo están cerradas las dos puertas que dan acceso al lugar donde se encuentra la persona: una cerrada con un pestillo, en la otra echada la llave. Detalles que pocas personas sabrían, menos aún si se han enterado de manera indirecta.

4) UNA PALABRA COMO UNA HUELLA

Aunque para entendernos todos yo he utilizado la palabra “pestillo” él no usa una palabra habitual del idioma español, utiliza para referirse a cómo esta cerrada la puerta: “QUISQUETE”. Este es un término que no es frecuente, y de ahí su gran importancia, pues nos sirve para delimitar la zona del sujeto: La Rioja alavesa o la zona del País Vasco. De hecho, la llamada se produce desde Vitoria.

“Quisquete” = Pestillo o picaporte que se pone en las puertas.

Hasta el detalle más insignificante puede dar mucha información. La Comunicación No Verbal también implica analizar el contenido de un mensaje. No vemos a la persona, pero al escucharla también se delata.

VIDEO ANÁLISIS PARA CASTILLA LA MANCHA TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s