LA RELACIÓN DEL PRÍNCIPE WILLIAM Y KATE MIDDLETON CON SUS HIJOS: EL CARIÑO TRASCIENDE A LA APARIENCIA (El País)

Te invito a leer el análisis de Comunicación No Verbal que me ha solicitado El País sobre la relación entre el Príncipe William y Kate Middleton con sus hijos.

A continuación el enlace directo para su lectura:

https://elpais.com/elpais/2018/04/17/album/1523951783_168443.html#foto_gal_5

familia real inglesa

¿Las muestras de cariño son auténticas o un simple posado?

Considero que el afecto demostrado es sincero por los siguientes motivos:

  • Habría un detalle que nunca debemos pasar por alto cuando algo se hace de cara “a la galería”: se suele escapar alguna mirada furtiva para comprobar que quien nos interesa está atento, captando el momento. Aquí no sucede y lo he comprobado en múltiples vídeos y en diversos contextos.
  • La relación de los padres con sus hijos es muy cercana, muy cariñosa, el contacto físico es esencial para transmitir todo ello, y en este caso lo hay y mucho. Ahora bien, quiero destacar un detalle que me ha sorprendido: la madre siempre se encarga de su hija y el padre del hijo, no se intercambian a los niños salvo en contadas excepciones.
  • El padre siempre está muy atento a cada reacción de su hijo, en todo momento mantiene el contacto físico con él de algún modo. Y este proceder es recíproco, el niño busca también siempre a su padre. Le da seguridad y protección, algo que necesita, aún más tratándose de un niño que no parecen gustarle las situaciones públicas protocolarias y habituales de sus padres.

Nos encontramos con una relación muy cercana de los padres con sus hijos, cargada de miradas cómplices, contacto físico con mucho afecto, proximidad que constata su preocupación por lo que en cada instante están viviendo los niños…

¿Posados? Ni mucho menos, y llego a esta conclusión con un argumento que creo contundente: si los padres lo intentaran hacer, es muy difícil conseguirlo a la perfección y siempre, como es el caso; pero lo más importante, el niño, que se le ve en ocasiones enfurruñado o con pocas ganas de protocolo, siempre busca a quien quiere, a quien le ayuda y protege: sobre todo a su padre. El peque no posa.

Si tuviera que elegir una relación mutua como especial, no lo dudo: el padre y su hijo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s