CRISTINA CIFUENTES: LUCES Y SOMBRAS DE LA DEFENSA DE SU MÁSTER

A Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, se le ha acusado de un presunto fraude documental en la obtención de un máster en la Universidad Rey Juan Carlos.

En los últimos días, se ha presentado ante la Asamblea de Madrid y ante los medios de comunicación para responder a la acusación.

He analizado todas estas intervenciones, y parecen existir unos patrones de comportamiento y lenguaje comunes de los que podemos deducir sus fortalezas y debilidades, que describiré a continuación:

7 FORTALEZAS

  1. Su rostro muestra principalmente microexpresiones faciales de enfado, las lógicas al defenderse de estas acusaciones. No se advierte miedo o culpa, algo muy frecuente en quien teme ser descubierta en la mentira. Tampoco se constatan microexpresiones de desprecio que suelen ser habituales al escuchar preguntas incómodas. Como digo, ira mucha, y activación de la musculatura propia del esfuerzo mental, frecuente al realizarse esfuerzos de concentración, también.

 ira

  1. Mayor seguridad cuando apoya sus argumentos en la documentación que respalda su formación. Se aprecia en su movimiento de manos, con gestos que ilustran y enfatizan lo que está diciendo.

 ilustradores

  1. Enseña documentos a cámara. Una acción positiva que suma credibilidad en quien lo hace (aunque no sepamos qué pone en esos documentos, hablo en abstracto), dado que la fuerza argumental ya no está en la mayor o menor credibilidad de la persona, sino en el poder del documento, que suele inspirar mayor confianza.

 papeles

  1. Mirada directa al responder. No busca escapatorias con sus ojos, lo que sería habitual en quien está pasando por un momento que le infunde temor.

 mirada directa

  1. No hay muestras propias de miedo o inseguridad. No hay sequedad de boca, ni se advierte sudoración, ni casi he apreciado temblores al levantar folios en su mano.

 

  1. Existe implicación en lo que cuenta. Su voz es viva, con entonación, golpes o silencios coherentes con el contenido del mensaje. Lo que cuenta, lo vive y lo siente.

 

  1. Protagonista de su historia. En numerosas ocasiones utiliza la primera persona del singular, el “yo”, en sus argumentaciones, algo que transmite implicación personal y hace más creíble su discurso.

7 DEBILIDADES

  1. Pobre descripción de detalles en el análisis de contenido. Su mensaje resulta pobre cuando las respuestas deben especificar datos más concretos. Por ejemplo, casi no existe información en la explicación de la realización de los exámenes o en la defensa oral del trabajo final de máster. En estas ocasiones, los detalles más insignificantes resultarían muy valiosos.

 

  1. Su mente parece trabajar más en responder que en recordar. La dirección de la mirada rara vez se desvía para recordar hechos del pasado, lo que habría sido natural al preguntarla sobre los mismos, sino que mantiene la mirada al frente y responde, algo más propio de respuestas preparadas. Si bien, podría tener su explicación en la repetición de la misma pregunta/respuesta una y otra vez, debido a que el cerebro ya no necesita hacer ese sobre esfuerzo.

 

  1. Su gestualidad se reduce cuando sale de su zona de confort (la documentación) y debe centrarse en describir actuaciones más específicas como la realización de exámenes, la presentación del trabajo final… Al perder gestualidad, sus palabras también ven disminuido su nivel de confianza, sería como si a un cantante se le suprimiera la música.

 manos cogidas

  1. Se exterioriza mayor tensión muscular facial al escuchar las preguntas referidas a las situaciones descritas en el punto anterior.

 examenes

  1. Orientación corporal de alejamiento al responder en algunas ocasiones, algo asociado al rechazo a lo que se ve o se escucha.

 cuerpo atras

  1. Uso frecuente de generalizaciones. Esto lo vemos cuando indica que lo ocurrido no solo le ha sucedido a ella, sino que pasa con frecuencia. Este recurso argumentativo se utiliza para tratar de ganar por cantidad lo que se siente débil por calidad. En este caso, la protagonista trata de restar importancia a su manera de realizar el máster de una manera menos presencial, o a las rectificaciones en notas, afirmando que ella no es un caso excepcional y, si bien el argumento es válido para este fin, no quita que se descubre una auto percepción de que lo sucedido escapa de lo normal.

 

  1. Omisiones significativas. Algo que me llama la atención de todo lo que he escuchado, tanto declaraciones como preguntas y respuestas, es la trascendencia que se está dando al trabajo final de máster en formato papel. Hablamos de un trabajo de hace unos 7 años, ¿nadie da importancia al soporte informático del trabajo, ni siquiera la propia protagonista? Aunque cabe la posibilidad que ya se haya tratado y yo no lo sepa. En cualquier caso, las omisiones significativas en los relatos son un punto que considerar siempre.

En conclusión, como comprobamos, he obtenido 7 fortalezas y 7 debilidades en la comunicación de Cristina Cifuentes. ¿Esto significa que diga la verdad o mienta? Ni mucho menos, lo que sí transmite es mayor o menor convicción en unos momentos y en otros. Ahora cada uno que saque sus propias conclusiones, si bien, dado que el caso ya está en manos de la justicia, a ella corresponderá averiguar lo sucedido.

Nunca olvidemos que, entre el blanco y el negro hay, en muchos casos, gamas de grises.

 

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s