ASÍ DEBES REACCIONAR SI TE EQUIVOCAS

Los que nos dedicamos a hablar en público, tarde o temprano, nos equivocaremos y, seguramente, más de una vez.

He visto reacciones de todos los tipos: desde enfadarse con el público porque le han distraído (lo peor que se puede hacer), echar la culpa a la organización (ya verás a quién van a invitar la próxima vez), hacer como que no ha pasado nada (pero sí ha pasado y la gente se ha dado cuenta), quedarse en blanco (dado que la mente se centra en el suceso)…

La mejor de las reacciones es la que hace el Ministro de Seguridad Social de España José Luis Escrivá. No te lo desvelo y te invito a verlo a continuación:

En palabras del actor Morgan Freeman: «El silencio y la sonrisa son dos armas muy poderosas. La sonrisa resuelve problemas y el silencio los evita».

Así es como debemos reaccionar ante nuestros inevitables errores: sonriendo. A nivel no verbal transmite mucha seguridad en el orador, quita importancia al error y, además, permite al público que le acompañen con sus sonrisas.

Y para quienes tenéis miedo a hablar en público, ya veis que un error lo cometemos todos. Lo que nos distingue es cómo reaccionamos un segundo después.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s