¿ES GUAIDÓ EL OBAMA LATINO?

Se está debatiendo en los medios de comunicación, si Juan Guaidó, el autoproclamado presidente de Venezuela, podría ser un nuevo Obama latino.

Os invito a ver mis colaboraciones con el informativo de Antena 3 de Sandra Golpe y con Buenos Días Madrid de Telemadrid, donde doy mi opinión al respecto:

 

Dada la brevedad de este tipo de intervenciones, a continuación, paso a argumentar los motivos de mi conclusión:

Hay líderes políticos que, gracias a su comunicación, tanto verbal como no verbal, movilizan a las masas. Son los que podríamos llamar “LÍDERES NATURALES”

Hay otros que lo pueden conseguir, no por ellos mismos, sino por la importancia de aquello que representan, por ejemplo: un gran cambio. A estos les denominaremos “LÍDERES CIRCUNSTANCIALES”

A día de hoy, mientras que a Obama le considero un Líder Natural, Juan Guaidó, desde mi punto de vista, sería un Líder Circunstancial.

Su comunicación, en líneas generales, es pobre y muy improvisada. Algo que no es propio de un líder natural.

Centrándonos en su Comunicación No Verbal, que es la menos consciente, vemos que transmite inseguridad en sí mismo e inexperiencia, si bien es coherente con su mensaje, por lo que es un comunicador deficiente, pero sincero. ¿Dónde lo apreciamos?

1. LAS EMOCIONES EN SU COMUNICACIÓN: Su comunicación transmite poco a nivel emocional, que es lo que más impulsa a las masas a actuar. Sin embargo, Obama llegó a hacer llorar de emoción a su público en alguno de sus mítines.

2. CUANDO LAS MANOS HABLAN: Sus gestos de manos, en general, no son abiertos o expansivos, al contrario de los de Maduro o Leopoldo López. Son más limitados y en muchos momentos de su discurso casi ni se mueve, lo que puede provocar desconexión en quien le escucha.

Suele utilizar, cuando gesticula, una sola mano, mientras que la otra permanece en el atril, sujetando folios o un micrófono. Esto es un error, ya que al no usar sus dos manos reduce su poder de comunicación y convicción.

A Obama siempre le hemos observado acompañando su discurso con sus manos, nunca exageradamente, pero tampoco las dejaba inmóviles.

3. LA MIRADA Y EL PÚBLICO: Guaidó quita bastante el contacto visual a su público, ya sea porque en ocasiones parece con la mirada perdida o por su tendencia a mirar sus folios, algo impropio de un orador con soltura. Obama no precisaba leer su discurso ni le veíamos con su mirada sin dirigirla directamente a quienes le observaban.

4. LA IMAGEN: La apariencia externa de Guaidó es muy cambiante. Le he visto en muy pocos días con vaqueros y camisa remangada, con traje con corbata y sin corbata, en camisa, pero dejándose la corbata. La falta de uniformidad indica que no tiene desarrollada su propia “marca personal”. Es cierto que, en algunas ocasiones ha coincidido con Obama, pero resultaba difícil no coincidir cambiando tanto de apariencia en su vestuario.

5. LAS SEÑALES DE LOS NERVIOS: Guaidó da muestras de nerviosismo contenido. Así, al hacer su juramento de presidente interino de Venezuela, le vemos sacar la lengua como si la boca se le quedara seca y apretando repetidamente su mandíbula (véase vídeo Telemadrid). ¿Obama nervioso? No le recuerdo nunca así.

51

6. EL ERROR DEL JURAMENTO: Una muestra de inexperiencia es lo que parece un error en el mencionado juramento, donde, tras enumerar a lo que se compromete al jurar su cargo, dice que, si no cumple con ello, que “os condenen” (véase vídeo Telemadrid). Esto podría venir motivado porque la fórmula estuviera pensada para que otra persona se la dijera a él, en cuyo caso sería que, si él no cumple, se le condene; pero al decírsela a sí mismo, pierde su sentido diciendo que, si él no cumple, se condene al resto. De Obama no conozco ni un solo error de protocolo de este tipo.

Ahora bien, no todo son deficiencias. Destaco como positivo en la comunicación de Guaidó:

  1. EL EFECTO LLAMADA: Acostumbra a efectuar sus apariciones rodeado de mucha gente, lo que tiene un efecto llamada para quien le observa. No transmite la imagen de un líder solitario, sin apoyo popular. Es una manera de decir al resto: “Si toda esta multitud está conmigo es porque represento algo importante. Tú también puedes venir y formar parte de ello”. Obama también acostumbraba a aparecer rodeado de muchos seguidores, aunque, a decir verdad, raro es el político que ya no lo hace.

  1. UN DISCURSO ENVOLVENTE: Involucra a quienes le escuchan dirigiéndose directamente a ellos, dándoles protagonismo y acaparando más su atención. Guaidó hace esto frecuentemente al dirigirse al pueblo de Venezuela y a las Fuerzas Armadas. Todo el mundo desea sentirse importante y él les da esa importancia. En este aspecto también destaca Obama, sabe manejar muy bien lo que dice y cómo lo dice.

En conclusión, hoy por hoy no nos encontramos con un líder carismático, al contrario de lo que sí es Obama. Esto no quiere decir que, con el tiempo, no pueda mejorar su discurso ganando en experiencia y seguridad. Sería una buena prueba de que el líder no solo nace, también se hace.

En cualquier caso, mi análisis solo se refiere a la manera de comunicarse de Guaidó, no a sus ideas políticas ni a su iniciativa frente a Maduro.

6 comentarios

  1. Empecé a leer sus análisis, y acabando uno empiezo otro. Diría ahora que *La comunicación no verbal es el grito que no hemos aprendido a escuchar*
    Gracias por transmitir sus conocimientos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s