obama

Si queremos conseguir mayor acercamiento y complicidad, o transmitir mayor afecto y simpatía a la persona que estamos dando un apretón de manos, nada mejor que usar para ello nuestra mano izquierda.

Vemos en la imagen destacada del vídeo cómo el Presidente de EEUU Barak Obama le da la mano a su homólogo de Cuba Raul Castro; pero, además, acompaña este habitual gesto con un sutil y breve toque de su mano izquierda en el brazo del dirigente cubano.

EEUU lleva gran ventaja al resto del mundo en el estudio y aplicación de la comunicación no verbal. Obama no hace este gesto de manera accidental, está bien estudiado.

Se ha comprobado que, cuando se efectúa este ligero toque con la mano izquierda, denominado “efecto anclaje”, las personas que lo reciben, se vuelven más receptivas al percibir un contacto físico extra que transmite mayor aprecio.

Puede resultar increíble, pero yo mismo, en mi experiencia como abogado, lo he puesto en práctica con adversarios en tribunales y el cambio de actitud fue muy positivo.