GARAMENDI, LOS INDULTOS Y SU RESPUESTA NO VERBAL

Antes de nada, algo en lo que siempre insisto: yo no juzgo, solo analizo. Siempre respeto todas las opiniones porque no hacerlo me condicionaría.

Veamos el momento que voy a analizar:

Entrando al análisis de la opinión sobre los indultos de Antonio Garamendi, presidente de los empresarios españoles, que ha causado un gran revuelo e incluso que haya salido posteriormente a matizar sus palabras, me ha resultado muy interesante su respuesta a nivel conductual por lo siguiente:

  • INTERESANTE LA NEGACIÓN DE CABEZA: Cuando es preguntado si los indultos pueden ayudar a la estabilidad política, su reacción más automática es negarlo con la cabeza y responder con una evasiva, no llega a contestar en ese instante de manera clara, aunque es evidente que él pretende mantener una posición de representación de los empresarios que están a favor y en contra de los indultos. Esa negativa gestual resulta interesante, aunque puedo interpretarla como que no van a ayudar o que esté pensando que no puede responder a eso.
  • CUANDO EL CEREBRO SE SIENTE INSEGURO EL CUERPO BUSCA PROTEGERSE: Su posición corporal es de encogimiento, con sus manos cogidas y las piernas bajo la silla con los pies entrelazados. Este comportamiento lo podemos interpretar como incomodidad, temor, indefensión… Fijémonos en la posición corporal de la periodista, totalmente diferente, se siente muy cómoda y relajada. Es un gran contraste.
    • “ATACAO” DE LOS NERVIOS: Atentos a los segundos 30 al 36, mientras vuelve a preguntar la periodista. Observemos como el protagonista se frota las manos y mueve de manera nerviosa sus piernas e incluso resto del cuerpo. Dice mucho de la importancia que da al tema en cuestión y de la inquietud que le produce lo que le están preguntando. Da la impresión de que lo está pasando fatal y transmite gran inseguridad.
    • ¿ASOMA LA IRA? Cuando expresa que “…si esto acaba en que las cosas se normalicen, pues bienvenidos sean” advierto lo que parece una microexpresión de ira en la activación muscular entre sus cejas. Ello me lleva a pensar que sus palabras son más un deseo que algo con lo que coincida internamente.

    Todo líder de opinión no puede dejar a la improvisación del momento una declaración ante los medios de comunicación.

    Ayer mismo me encargaba de ayudar en esta labor a una importante ejecutiva de una multinacional americana. No se enseña a mentir, faltaría más, pero sí a expresarse correctamente, a no decir más de lo necesario y, sobre todo, aquí mi granito de arena fundamental, a hacerlo con tranquilidad transmitiendo seguridad y confianza.

    Deja una respuesta

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

    Conectando a %s